MALWARE

El término se utiliza para hablar de todo tipo de amenazas informáticas o software hostil, y existen distintos tipos de malware en función de su origen y consecuencias. Entre ellos nos encontramos con los virus, gusanos, troyanos, keyloggers, botnets, spyware, adware, ransomware y sacareware. 

El mundo está cada vez más conectado electrónicamente, la expansión de los mercados y la  reducción de los obstáculos, a la hora, de hacer negocios a través de las fronteras. Los servicios pueden ser organizados en cualquier lugar y los clientes se pueden servir desde cualquier lugar. Los territorios con mercados emergentes a menudo carecen de un adecuado control del cliente, sin embargo las tasas de infección de malware son altas. Cuando estos clientes infectados con malware son dirigidos por un mando y control centralizado, se convierten en «botnets”. El gran número de máquinas que suelen participar en botnets proporciona una enorme capacidad de generación de carga, que se puede alquilar a bajo precio, por cualquiera de las partes, con un interés en la interrupción de los servicios de un competidor o un objetivo político.

Las Botnets globales de hoy en día están utilizando ataques distribuidos de denegación de servicios (DDoS) a: servicios web y aplicaciones, a menudo, todo al mismo tiempo. A pesar de los ataques DDoS han estado con nosotros durante décadas, el alcance, la naturaleza y magnitud del espectro de amenazas DDoS han evolucionado significativamente con el tiempo.

 


Más artículos sobre malware…